LA PROPAGACIÓN DEL SONIDO Y LA AUDICIÓN

¿Cómo percibimos el sonido?

Quizá sea una pregunta que nunca te has hecho, porque se toma como algo común, natural, que ni siquiera produce inquietud por saber cómo es que escuchamos los sonidos. Es normal que día con día escuches las ambulancias de las patrullas o de ambulancias, el sonar de las campanas llamando a misa o para ofrecer la hora, cuando tocan el claxon los carros por la calle o cuando un vaso choca o se quiebra. Hay un sinfín de sonidos que percibimos y que por la experiencia con la que se cuenta, reconocemos la procedencia. Pero… ¿cómo es posible que podamos escucharlos?

Sonido 

Es una sensación o impresión producida en el oído por un conjunto de vibraciones que se propagan especialmente en el aire. Es decir, el sonido se genera cuando se producen vibraciones en algún material, aunque en ocasiones no se pueda percibir.

Cuando un objeto es golpeado, vibra, y los objetos cercanos también generando ondas que se propagan por el aire y nuestros oídos lo perciben como sonido; por ejemplo, alguien clavando en la pared, cuando aplauden, o al patear una pelota de futbol, ¿recuerdas como es el sonido al dar un tiro a una pelota?

Si analizas en los ejemplos, todos esos sonidos se producen al momento en que los objetos chocan o se golpean entre sí.

Onda

Una onda es el movimiento del medio en que se propaga. El medio puede ser gaseoso, líquido o sólido. Veamos unos ejemplos.

Cuando aplaudes, las palmas de tus manos chocan o se golpean, generando vibraciones que viajan (es lo a que llamamos onda) por el aire, que en este caso el medio sería gaseoso, produciendo un sonido. Cuando arrojas una piedra al agua, te has fijado cómo al caer, se va expandiendo una ola minúscula alrededor y se va desplazando por el agua hasta que llega a un punto en que desaparece: ese sería un medio líquido; o cuando alguien marcha o da pisadas fuertes al suele, sientes como vibra alrededor, como si temblara el piso, esa sería una onda sólida.

 Por lo tanto, lo que escuchamos se debe a que las ondas de sonido se transmiten por el aire; aunque no siempre es así. Recuerdas alguna vez que te sumergiste en el agua y aun así podías escuchar el sonido de afuera, o jugando quisiste hablar dentro del agua y pudiste escuchar, sin claridad, lo que te querían decir. Pues también es posible escuchar a través de los líquidos y de lo sólidos… ¿o acaso nunca te pusiste detrás de una pared para intentar escuchar la conversación de alguien más? Pues la pared es sólida y a través de ella también podemos percibir sonidos.

Se puede decir, entonces, que las distintas tonalidades de los sonidos que podemos escuchar se deben a la cantidad de ondas que se generan por segundo. Cuando un sonido es agudo significa que existe una cantidad mayor de ondas generadas, por ejemplo, el grito de susto de las niñas, cuando se quiebra un cristal, el sonido de una alarma; y cuando es grave, la cantidad de ondas generadas son menor, como cuando hablas, cuando botas la pelota o cuando aplaudes.

Cuido mis oídos

Alguna ves tu mamá o tu papá te han dicho que le bajes al sonsonete que tienes en la televisión o cuando escuchas música fuerte porque te vas a quedar sordo. Déjame decirte que tienen razón, el sonido fuerte afecta y poco a poco se va perdiendo la capacidad auditiva. Algunos sonidos son perjudiciales por su intensidad y duración. Seguro te has dado cuenta que después de una hora encerrado en tu cuarto escuchando música a todo volumen, cuando la quitas sientes tus oídos raros como si no escucharas, eso se debe a la duración e intensidad del sonido.

La intensidad del sonido se mide en decibeles. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que límite deseable de la intensidad del sonido es de 85 decibeles y para que te des una idea de cuánto es eso, te dejo una tabla con regulaciones que se han hecho en el mundo de acuerdo con las actividades que realiza el ser humano.

Es importante que sepas que niveles superiores a los 40 decibeles en tiempo prolongados te pueden afectar de diversas maneras somo: padecer nerviosismo, falta atención, tener mal humor, sentirte cansado, incluso puede dañarte el sistema auditivo, e incluso hasta producir sordera.

¿Cómo escuchamos?

Todos los sonidos que escuchamos viajan a través del aire y llegan hasta nuestros oídos en forma de ondas. Las ondas sonoras (de sonido) recorren el oído externo a través del conducto auditivo, chocan en la membrana del tímpano (que se parece a la superficie de un tambor) y la hacen vibrar. Enseguida, el tímpano manda esa vibración a los tres huesos pequeñísimos que están ubicados en el oído medio los cuales son: el martillo, el yunque y el estribo. De ahí se va hasta el oído interno, donde la cóclea, que está llena de líquido las vibraciones se convierten en energía eléctrica que es la forma final en la que el sonido llega al cerebro.

Actividades

  1. Elabora un teléfono con materiales que tengan en su casa, así como en la imagen.
    undefined
    Una vez que lo termines de elaborar, pide a un miembro de tu familia para utilizarlos. Tomen los botes y sepárense para extender el hilo. Hablen por turnos usando el bote como bocina como si fuera un audífono. Una vez realizado el experimento responde en tu cuaderno las siguientes preguntas:- ¿Por qué se puede oír la voz por el teléfono de hilo?
    – ¿Cuál es la función de los botes perforados?
    – ¿Cómo se transmite mejor el sonido, con la cuerda estirada o con la cuerda floja?
    – ¿Crees que lo largo y grueso del hilo tenga que ver con la calidad del sonido?- ¿Mejora el sonido si el hilo se moja?
  2. Dibuja la siguiente imagen de las partes del oído en tu cuaderno e identifica las partes del oído que se mencionaron en el contenido: membrana del tímpano, el tímpano, los tres huesos: el martillo, el yunque y el estribo, la cóclea. Puedes completar las demás partes del oído que hacen falta investigándolas.
    undefined
  3. Responde en tu cuaderno las siguientes preguntas:
    – ¿Qué sonidos que se producen en tu comunidad te pueden causar algún daño?
    – ¿Cuáles son esos daños?
    – ¿Cómo se pueden prevenir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: